Archivo

Archive for the ‘Medioambiente’ Category

La OMT sesionó sobre turismo sostenible en África

El turismo sostenible es fundamental para el futuro de los parques de África. Esta fue una de las principales conclusiones de la primera Conferencia Panafricana sobre «La gestión del turismo sostenible en los parques nacionales de África», organizada por la Organización Mundial de Turismo (OMT) y el Gobierno de Tanzania.

El turismo es una de las formas más eficaces de conservar los parques nacionales y las áreas protegidas de África, a la vez que se crean puestos de trabajo y se generan ingresos para las comunidades locales.

«La naturaleza es uno de los mayores activos de África», afirmó el Secretario General de la OMT, Taleb Rifai, en la inauguración de la Conferencia. «Muchos de los 50 millones de turistas internacionales que visitan África cada año lo hacen atraídos por la incomparable vida silvestre del continente y sus paisajes. Estos turistas gastan dinero que va a la economía local, de ellos dependen muchos puestos de trabajo y son un incentivo para la conservación, por todo lo cual el turismo se convierte en un motor poderoso del desarrollo sostenible».

La importancia del desarrollo sostenible del turismo para los parques nacionales y las personas que viven tanto en esos parques como en sus alrededores quedó reflejada en la Declaración de Arusha sobre el Turismo Sostenible en los Parques Nacionales Africanos, adoptada por los ministros de Turismo que asistieron al evento, por representantes del sector privado y por funcionarios de la conservación.

Los signatarios de la Declaración subrayaron la importancia de una buena gobernanza para la gestión del turismo de parques, e instaron a la colaboración entre los agentes competentes, especialmente entre las autoridades públicas y el sector privado. La Declaración subrayó también «la necesidad de involucrar directamente a las comunidades locales en la gestión de los parques y las áreas protegidas para garantizar que obtengan beneficios concretos en términos de empleo y de ingresos».

El intercambio de conocimientos entre países africanos debería priorizarse, según los signatarios, ya que hay un gran potencial para que los países con experiencia más limitada en el turismo de parques se beneficien de las prácticas idóneas aplicadas en otros lugares de África.

Fuente: OMT

Las aceras de asfalto son las más ecológicas

Para reducir el consumo de energía fósil y de emisiones de CO2 asociados al transporte urbano, en la planificación urbanística se suele poner mucho énfasis en promover los desplazamientos a pie, mediante la construcción de pavimentos adecuados, tanto desde el punto de vista técnico como económico y estético.

Pero la construcción de estos pavimentos y su mantenimiento producen importantes consumos energéticos y gases de efecto invernadero que deben tenerse en cuenta en los balances ambientales asociados al fomento de la movilidad sostenible.

Un equipo de investigadores de la Escuela de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), en colaboración con la empresa spin off de la UAB Inèdit y la Universidad Politécnica de Cataluña, ha añadido el estudio ambiental del ciclo de vida de los materiales de estos pavimentos para que el proceso de diseño sea realmente completo, si se pretende minimizar el impacto ambiental. El artículo ha sido publicado en Transportation Research y resumido por SINC.

Los científicos han analizado tres tipos de materiales utilizados ampliamente en la construcción de aceras: losas de granito, hormigón y asfalto. Han hecho un inventario de la aportación a la emisión de gases de efecto invernadero a lo largo del ciclo de vida completo de estos tres materiales, a partir de la energía consumida en todo el proceso de producción, transporte, construcción y mantenimiento.

Medición del impacto ambiental en todo el procesoPara ello han contabilizado el impacto desde el momento de la fabricación de las losas, ya sea a partir de agregados en el caso del cemento del hormigón, o a partir del petróleo en el caso del asfalto; o desde la extracción y el procesado de la roca en el caso del granito; pasando por todo el período de transporte y colocación, así como por las sucesivas sustituciones de la capa más superficial del pavimento por mantenimiento y reparaciones; hasta la deconstrucción final de la acera.

Mientras el promedio de la vida útil del pavimento de granito y de hormigón está entre los 20 y los 45 años respectivamente, en el caso del asfalto está en tan sólo 15 años. Los investigadores han incorporado 9 escenarios de variabilidad de la vida útil para determinar cuál es el mejor pavimento, por qué y en qué condiciones.

Los resultados indican que la durabilidad de cada diseño tiene un papel fundamental en reducir la demanda total de energía y emisiones de CO2 de las aceras, pudiendo alcanzar reducciones del impacto ambiental de más del 60% en todos los casos.

Cuando se comparan diferentes diseños constructivos, las ganancias ambientales vienen determinadas por el tipo de materiales utilizados más que por la durabilidad de los pavimentos.

En términos de contribución al calentamiento global, medida según una magnitud que los científicos llaman potencial de calentamiento global (Global Warming Potential o GWP), el estudio indica, para un período de análisis de 45 años, que las aceras de asfalto con una durabilidad de 15 años son la mejor solución para reducir las emisiones totales de CO2.

Éstas emiten un 2,2% menos CO2 que las aceras de hormigón con una durabilidad de 35 años y un 22% menos CO2 que las aceras de granito de 45 años de durabilidad, aún suponiendo que las aceras de asfalto tienen dos veces más operaciones de mantenimiento y reparación.

Sólo cuando se prevé que la duración del pavimento de hormigón supere los 35 años, ésta es la solución más respetuosa con el medio ambiente. El granito, en cambio, debería durar mucho más de 45 años para reducir las emisiones asociadas a las aceras de asfalto y hormigón.

Permacultura: un sistema proyectado sostenible

La permacultura es una práctica sustentable que propone reducir el impacto que causamos a diario sobre el medio ambiente. Entre sus principios se encuentran el respeto y el cuidado por las especies animales y vegetales, la construcción de viviendas sustentables, la utilización de energías naturales, la reducción del consumo y la reutilización de residuos. Desde hace más de 40 años esta forma de vida se ha extendido alrededor del mundo, ganando practicantes y generando conciencia sobre los malos hábitos que se transmiten de una generación a otra y que provocan daños irreversibles. La gran promesa y esperanza de la permacultura es que es accesible, ofrece distintos tipos de aplicaciones y puede practicarse en el hogar.

PADRES FUNDADORES

El científico Bruce Charles Mollison y el ecólogo David Holmgren, ambos australianos, acuñaron en la década de los 70 la palabra permacultura, cuyo significado original era “agricultura sostenible” y que actualmente se asocia con la idea de una cultura permanente. Su preocupación surgió cuando advirtieron el daño que provocaba la agricultura sobre la tierra. Por otro lado, diversos experimentos de la época demostraron que en ecosistemas desérticos y abandonados, la vida vegetal se reproducía sin intervención del hombre. Desde entonces se han dedicado a investigar, divulgar y brindar instrucción sobre la permacultura, generando conciencia sobre la necesidad de abandonar los paradigmas tradicionales acerca de la agricultura y de los hábitos de los hombres en sus actividades diarias. En 1980 Mollison y Holmgren dictaron su primer curso en Tasmania, iniciando así una nueva etapa en la historia del trabajo sobre la tierra y de la creación de modelos sustentables.

EN ARGENTINA

Buenos Aires y el interior del país ofrecen diversas alternativas para quien busque formarse en permacultura y aplicarla a su hogar. Uno de sus formadores es Antonio Urdiales Cano, investigador y desarrollador de permacultura y energía alternativa aunque en su otra vida, como él la llama, trabajaba en YPF como técnico mecánico especializado en cañerías. Por aquellos días asistía al Programa de Autosuficiencia Regional de Bernal, en donde aprendió a realizar huerta orgánica y a construir casas ecológicas, y comenzó él mismo a dictar esos cursos. Luego de retirarse de la compañía, creó su propio emprendimiento, fue docente y escribió su primer libro. Actualmente cuenta con 23 libros publicados (enseñan desde cómo hacer compost hasta cómo utilizar bacterias para limpiar el hogar) que pueden conseguirse en librerías especializadas, en la feria Sabe la Tierra o bien por pedido a través de su sitio web. Luego de 20 años de dictar cursos, Antonio ha cedido esta tarea a sus alumnos, en tanto él se dedica a la escritura de libros, a la investigación y al diseño de sistemas sustentables. Las clases se dictan en Federico Lacroze 2823 y enseñan a construir casas autosuficientes, a diseñar ecosistemas y a crear huertas junglas.

Otro de los referentes de la permacultura es el artesano Pablo Perret. Se dedicó al pan y a la producción de hornos de cerámica durante 20 años y tuvo su propia escuela de pan en Martínez. Siempre disfrutó de hacer cosas con las manos: piezas de herrería, hornos y casas de barro, huerta y carpintería, entre otras. Luego de una intensiva actividad dedicada a dictar cursos, escribir sus revistas y viajar, decidió mudarse a Capilla del Monte, en Córdoba, en donde se dedica a practicar la permacultura para “ser autosuficiente y tener un buen pasar en la vida, viviendo en naturaleza”. Pablo conforma un grupo que convive bajo la modalidad de escuela: “tenemos ideales y hacemos cosas para vivir en un mundo mejor”. Aplican la permactultura a la herrería y a la carpintería, a la producción de alimentos (comen germinados y realizan alimentos a base de semillas), crean huertas orgánicas y en este momento están construyendo una casa solar. También ofrecen cursos y voluntariados, en los que las personas que llegan a la comunidad tienen la oportunidad de aprender y ofrecer su trabajo sin necesidad de pagar hospedaje.

EN EL MUNDO

Uno de los eventos dedicados a la permacultura más reconocidos a nivel mundial es el International Permaculture Day, que tiene sede en Australia pero que también se realiza en otros países. Este encuentro busca:
  • Promover la permacultura
  • Inspirar la participación colectiva
  • Acrecentar la cantidad de miembros de grupos locales
  • Dirigir cursos y whorkshops de permacultura
  • Celebrar la permacultura, a los grupos locales y a las acciones colectivas
  • Organizar un evento anual
  • Fomentar el desarrollo de sistemas de permacultura
  • Dos verdaderos activistas y discípulos de la permacultura son el diseñador de sistemas sustentables y docente Graham Burnett y el diseñador de comunidades ecológicas Max Lindegger .

    La permacultura es accesible y una práctica sustentable que es digna de aplicarse en los destinos turísticos.
     

     

    Día Mundial del Hábitat: Cambiar las ciudades para construir oportunidades

    Las ciudades son los motores del crecimiento. Es en éstas donde muchos realizan sus sueños de una vida mejor. Incluso cuando a veces esto no se logra, muchas personas abandonan las zonas rurales y acuden a las urbes por la promesa de un mejor futuro. Se dirigen allí en busca de un buen empleo o para fundar nuevas empresas, que no sólo proporcionen ingresos a sus propietarios, sino también a sus empleados.

    Con el lema de este año 2012 «Cambiar las ciudades para construir oportunidades»ONU-Hábitat quiere destacar la necesidad de planificar mejor nuestras metrópolis porque el crecimiento improvisado conduce a un desarrollo caótico y a una desequilibrada expansión urbana. Por el contrario, cuando están bien ideadas, las ciudades ofrecen oportunidades tanto a sus actuales como a sus futuros residentes.

    Este planteamiento encaja con la nueva campaña de la ONU-Hábitat, ‘I’m a city changer’ («Yo mejoro mi ciudad»), que quiere implicarnos a todos en el cambio de nuestras ciudades para tener un mejor lugar en el que vivir.

    El Día Mundial del Hábitat se conmemora anualmente el primer lunes de octubre.

     

    Fuente: www.unhabitat.org – www.imacitychanger.org

    Día Mundial del Turismo – 2012

    25 septiembre, 2012 1 comentario

    Este año la celebración del  Día Mundial del Turismo de 2012 tendrá por lema «Turismo y sostenibilidad energética: propulsores del desarrollo sostenible». Las celebraciones oficiales tendrán lugar en Maspalomas, España, el día 27 de septiembre.

    El lema de este año tiene por objeto destacar el papel del turismo en lograr un futuro energético más esperanzador, un futuro en el que la totalidad de la población mundial tenga acceso a servicios energéticos modernos, eficientes y asequibles.

    El turismo, uno de los sectores económicos de mayor volumen del mundo, ha dado ya pasos importantes en este sentido, mejorando la eficiencia energética e incrementando el uso de las tecnologías vinculadas con la energía renovable en sus operaciones. Estos pasos están creando empleo, ayudando a muchas personas a salir de la pobreza y contribuyendo a proteger el planeta.

    Formule un compromiso

    Este es el momento ideal para cambiar sus hábitos energéticos y formular un compromiso con un futuro energético más esperanzador.

    Si es usted un viajero, hay cuestiones sencillas, como apagar la luz de la habitación del hotel o desenchufar los aparatos eléctricos cuando no los use, que pueden significar un cambio importante. Ahorre energía y agua tomando una ducha en lugar de un baño u optando por pedir que no le cambien las sábanas y las toallas cada día.

    Los operadores turísticos y el sector del transporte pueden comprometerse a utilizar fuentes de energía renovable para suministrar electricidad a sus alojamientos y vehículos. Los hoteleros pueden calcular su huella de carbono y ver cómo las tecnologías de mayor eficiencia energética pueden ayudarles a reducir las emisiones de carbono y los costos gracias al kit de herramientas energéticas para hoteles.

    Estas son solo algunas de las muchas medidas que se pueden adoptar para ayudar a que el sector turístico sea más sostenible y a que se alcance el objetivo de las Naciones Unidas de garantizar el suministro de energía sostenible para todos para el año 2030.

    Haga un viaje

    ¿Qué mejor forma de celebrar el Día Mundial del Turismo que disfrutar de ser un turista? Ya sea alrededor del mundo o en su propio país, con su familia o con sus compañeros de clase, lea el Código Ético Mundial para el Turismo antes de partir para asegurarse de que su viaje sea tan sostenible y responsable como sea posible.

    También podés seguir las celebraciones a través de Twitter:  @UNWTO a través de la etiqueta #WTD2012

    Compartimos con ustedes el mensaje de Taleb Rifai, Secretario General de la Organización Mundial del Turismo (OMT):

    World Tourism Day 2012 (Spanish) from UNWTO on Vimeo.

    Para más información, haga click aquí.

    Rescate de un destino turístico: proyecto para salvar a Venecia

    3 septiembre, 2012 Deja un comentario

    Hormigoneras que trabajan a todo ritmo y contra reloj, chatas que van y vienen con material, camiones, andamios, centenares de obreros en acción -entre ellos, buzos expertos en construcción submarina-, grúas, ruido de motores. El mar, la laguna y, a lo lejos, inconfundible, el campanario de la espectacular Basílica de San Marcos.

    Hay que ponerse casco y chaleco fosforescente para visitar una de las islas artificiales levantadas al norte del Lido de Venecia, donde avanza a paso redoblado la construcción del Mose, la faraónica obra de ingeniería que salvará a Venecia de su hundimiento. ¿Cómo? A través de un sistema de barreras móviles que bloquearán el temible ingreso de agua en la famosa laguna.

    Si bien para los miles de turistas que visitan la ciudad de las góndolas suele ser pintoresco en otoño o invierno recorrerla por pasarelas, el fenómeno del acqua alta, provocado por las mareas, amenaza a Venecia y a su invalorable patrimonio cultural. De hecho, estudios divulgados a principio de año señalan que la ciudad se hunde a una velocidad cinco veces mayor que la prevista.

    Respecto de principios del siglo XX, las ciudades de la laguna se han hundido 23 centímetros por el aumento del nivel de las aguas. Hoy más que nunca el territorio de la laguna está expuesto al riesgo de un evento catastrófico como el que hubo el 4 de noviembre de 1966, cuando una marea de 194 centímetros arrasó completamente Venecia, Chioggia y los centros urbanos del litoral y de las islas”, dijo Elena Zambardi, del Consorzio Venezia Nuova, el grupo formado por 30 empresas italianas que ultima esta obra de ingeniería.

    “Por eso y sin contar que las cosas empeorarán por el efecto invernadero, desde entonces se estudia un sistema para salvar a Venecia, que ha sido individuado en el Mose”, agregó Zambardi.

    El Mose -término que significa modulo sperimentale elettromeccanico, pero con el cual también se quiso jugar con la figura bíblica de Moisés- prevé cerrar la laguna de Venecia a través de cuatro barreras colocadas en los cuatro puntos clave, por los cuales las aguas del mar Adriático ingresan a la laguna.

    Formadas por 78 compuertas o diques móviles, las barreras funcionarán cuando el acqua alta supere el nivel límite de 110 centímetros sobre el nivel del mar, bloqueando el ingreso de agua en la entrada de los puertos de Chioggia, de Malamocco y del Lido. Entonces, las 78 compuertas móviles o diques, ubicadas fuera de la vista, en el fondo del mar y en cajones de cemento armado, se elevarán a través de un mecanismo de agua y aire, cerrando la laguna, pero sin impedir el paso de naves o cruceros, que tendrán canales de navegación especiales.

    “Aunque parece complicado, el funcionamiento es muy simple. Cuando no se usan, las compuertas, llenas de agua, se quedan en el fondo, invisibles, sin modificar el intercambio de las aguas del mar y las de la laguna. En caso de peligro, a través de aire comprimido, se vacía el agua y se las levanta hasta hacerlas emerger, bloqueando la marea que ingresa a la laguna”, dijo el ingeniero Giulio de Polli, director de la barrera del Lido Norte, que tendrá 21 compuertas.

    DEFENSA COSTERA

    “Además de que vamos a salvar a Venecia, patrimonio de la humanidad, esto es una obra que jamás se hizo desde el punto de vista de la ingeniería. Si bien el concepto de defensa costera existe en todo el mundo, la novedad aquí es el contexto, una zona de 550 kilómetros cuadrados, y la complejidad”, dijo Polli sin ocultar su orgullo.

    La primera piedra del Mose fue colocada en 2003. Si bien se previó que la obra concluyera en 2013, el proyecto se demoró porque, debido a la crisis, el Estado financió con cuentagotas los 6300 millones de dólares del costo total.

    Zambardi destacó que ya se aquietaron las polémicas desatadas al comienzo, cuando grupos ambientalistas denunciaron que la obra provocaría daños irreversibles en el equilibrio de la laguna. “Al contrario, se dieron cuenta de que, gracias a la obra y al margen de la construcción de las barreras móviles, se hicieron trabajos que reforzaron todo el litoral, que sufría una seria erosión”, indicó.

    En este sentido, si bien el objetivo del Mose es salvar a Venecia de la marea, también se piensa utilizar el sistema para mejorar el recambio del agua entre la laguna y el mar Adriático a través de la apertura y el cierre de las compuertas.

    Bajo riesgo no sólo debido al acqua alta sino también, como se quejan los venecianos, por el masivo éxodo registrado en las últimas décadas (en el centro histórico residían 174.000 personas en 1951, contra 65.595 en 2001), también se espera que el Mose revitalice la ciudad, creando un nuevo polo científico que atraiga a jóvenes estudiantes de todo el mundo.

    Fuente: La Nación

    Para tomar conciencia: el 22 agosto el mundo entró en déficit ecológico

    El miércoles 22 de Agosto la humanidad agotó su presupuesto ecológico anual para 2012 y entró en déficit ecológico según últimos datos de la Global Footprint Network y la NEF (New Economics Foundation).

    En menos de ocho meses se ha acabado con todos los recursos que el planeta puede proveer – y con todo el Carbono que puede absorber – de forma sostenible en el 2012. Durante el resto del año viviremos a crédito del planeta y de futuras generaciones; sobreexplotando los recursos naturales y acumulando Carbono en la atmosfera.

    “Vivir por encima de los limites ecológicos del planeta no es gratis. El cambio climático incrementa la frecuencia de fenómenos meteorológicos extremos como sequias o inundaciones. La pérdida de biodiversidad aumenta la incidencia de plagas y la inestabilidad de nuestros ecosistemas y una creciente escasez de recursos como petróleo, alimentos, metales dispara los precios y su volatilidad. Todo ello conlleva altos costes económicos y sociales que nuestra frágil economía no podrá soportar” declara Aniol Esteban, responsable de economía ambiental de la NEF.

    Charly Alberti, Fundador de R21 (***) manifestó: “Vivimos en un momento donde es necesario tomar las decisiones necesarias para hacer el cambio hacia un nuevo sistema económico mundial. Bien gestionados, los recursos naturales renovables pueden ser una fuente infinita de alimentos, empleo y beneficios económicos. América latina tiene una oportunidad única de liderar el proceso hacia este tipo de economía centrada en el bienestar humano, justicia social y sostenibilidad ambiental”.

    La huella ecológica de la humanidad ha ido aumentando con el tiempo. La mayor parte de este crecimiento es debido al incremento de las emisiones de Carbono globales.

    Los límites ecológicos del planeta

    La Tierra tiene una capacidad máxima de producción de bienes y servicios ambientales (biocapacidad). Este presupuesto es el límite ecológico dentro del cual desarrollar nuestra vida y actividad económica. Superarlo supone poner en riesgo la futura provisión de bienes y servicios ambientales.

    La capacidad del planeta de reciclar nutrientes y sustancias contaminantes también es limitada. Es como el cuerpo humano; puede tolerar y procesar algunos contaminantes pero si nos pasamos tarde o temprano nos encontramos mal. Lo mismo le sucede al planeta. Un exceso de CO2 en la atmosfera causa cambio climático, acidifica los océanos e incrementa la frecuencia de fenómenos meteorológicos extremos como sequia e inundaciones.

    El déficit en números:

    · Al ritmo actual consumimos un 56% por encima de la biocapacidad del planeta.

    · Necesitamos 1.5 planetas para mantener el nivel actual.

    · El planeta necesita más de año y medio para generar los recursos que consumimos por año.

    Entre 1.2 y 1.5 planetas para mantener el ritmo de consumo actual:

    El nivel de déficit ecológico se ha doblado desde 1961. Al nivel de consumo actual la biocapacidad del planeta solo cubre dos tercios de la demanda global. Globalmente consumimos los recursos equivalentes a entre 1.2 y 1.5 planetas. Si seguimos al mismo ritmo; el nivel de consumo global necesitara el equivalente de 2 planetas antes del 2050. Pero obviamente, solo tenemos uno.

    Desde hace años el nivel de consumo de la humanidad en su conjunto sobrepasa la capacidad de regeneración del planeta. Pero, esto no siempre ha sido así. Hace unos 25 años que el planeta sobrepaso un umbral critico – el punto en que la demanda de recursos ecológicos por parte de la humanidad crece mas rápido que el ritmo al cual la tierra puede proveerlos.

    La Global Footprint Network calcula que hay 1.8 (1.783) hectáreas globales de biocapacidad per cápita. Pero la huella ecológica global per cápita es de 2.7 (2.697). El planeta en su conjunto tiene un déficit ecológico de 0.9 hectáreas globales per cápita.

    Fuente:  R21